Fedeltà.

Entre nosotros probablemente siempre exista esa atracción,
eso tan profundo que nos golpeó a los dos. 
Era demasiado intenso, pero perdimos el rumbo, la dirección. Ahora sólo somos dos almas que se adoraron pero que el fuego tan inmenso consumió,
Ahora sólo queda restos de esa pasión.

By: Ana Carranza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: