Mi paz y tú.

Podría verte dormir el resto de la noche, probablemente no exista otra cosa en el mundo que me de tanta paz. By: Ana Carranza.

El por qué.

Si algún día alguien lo sabe y quiere saber el por qué, solo diré que lo hice porque quise, porque pude y porque nadie me detuvo. By: Ana Carranza.

Para no dejarte ir.

No entiendo por qué elegiste mis labios ese día, talvez fue por conveniencia o por pura rebeldía, pero desde ese momento no te he querido sacar de mí, estoy esperando el momento justo para no dejarte ir. By: Ana Carranza.

Tus notas.

Desde el inicio has sabido cuál esmi debilidad contigo.Tú sabes que no es nada físico;son solo tus notas que siempre supieron cómo... By: Ana Carranza.

En tu misma dirección.

Siempre supe que nunca lo lograríamos, todo apuntaba a otra dimensión, pero nos aferramos de igual manera y nunca funcionó. Siempre le agradeceré a la vida por haberme puesto al menos un momento, en tu misma dirección. By: Ana Carranza.

Extremadamente delicioso.

Tienes un poder extremadamente delicioso en mí; hablar y hacerme sentir, todo lo que tu fabulosa voz sugiera, todo lo que mi cuerpo esté dispuesto. By: Ana Carranza.

Hasta que un día gane la batalla.

Está vez no quiero regresar allá. Quiero luchar contra esto tan ilógico que me hace volver una y otra vez a un ciclo interminable... quiero dejar atrás eso que no es bueno para mí. Alejarme de todas las formas, intentarlo cada mañana hasta que un día gane la batalla. By: Ana Carranza.

Extraño…

Extraño la sensación de tus manos con las mías, de tu boca con mordida; de tus besos en mis días. By: Ana Carranza.

No existen los errores.

Siempre he sabido que somos dueños de nuestro destino, de cada una de nuestras miradas, sonrisas y actos que cometemos a diario, a propósito. Mi acto más grande ahora es avanzar y dejar que el mundo siga su curso sin ningún tipo de reproche, sin ningún arrepentimiento y sin ninguna duda de que todas mis... Leer más →

Escala.

Nada en la vida me ha quedado grande, todo lo he logrado ya sea con sonrisas o con llanto. Mis metas o caprichos me los trazo yo, y nada ni nadie hasta hoy ha sido la excepción. By: Ana Carranza.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑