Hasta que un día gane la batalla.

Está vez no quiero regresar allá. Quiero luchar contra esto tan ilógico que me hace volver una y otra vez a un ciclo interminable... quiero dejar atrás eso que no es bueno para mí. Alejarme de todas las formas, intentarlo cada mañana hasta que un día gane la batalla. By: Ana Carranza.

Extraño…

Extraño la sensación de tus manos con las mías, de tu boca con mordida; de tus besos en mis días. By: Ana Carranza.

No existen los errores.

Siempre he sabido que somos dueños de nuestro destino, de cada una de nuestras miradas, sonrisas y actos que cometemos a diario, a propósito. Mi acto más grande ahora es avanzar y dejar que el mundo siga su curso sin ningún tipo de reproche, sin ningún arrepentimiento y sin ninguna duda de que todas mis... Leer más →

Escala.

Nada en la vida me ha quedado grande, todo lo he logrado ya sea con sonrisas o con llanto. Mis metas o caprichos me los trazo yo, y nada ni nadie hasta hoy ha sido la excepción. By: Ana Carranza.

Nunca más.

Nunca más volveré a ese sitio; a ese lugar en el que jamás debí estar, nunca más pensaré en lo que fue, ni en lo que pudo pasar. By: Ana Carranza.

Un año.

Hace un año ya que todo comenzó, una aventura literal de emociones y sensaciones; cosas inimaginables y caricias perfectas.Seguiré aquí para ti, seguiré para mí y para los dos... para cuidar y salvar de todas las malas lo nuestro que recién inició. By: Ana Carranza.

A las 10 de la noche.

A las 10 de la noche me llenaste de besos, a las 11 cubriste mi cuerpo de tus huellas, a las 12 de la madrugada descubrí que no quería separarme de ti jamás; a las 3am me besaste otra vez y a las 5 sentí de nuevo muy cerca tu piel. By: Ana Carranza.  

Te me vas yendo cada segundo más.

Ya no hay posibilidad de un nuevo comienzo. Se aminorizan las fuerzas, se extingue tu aliento. Ya no hay posibilidad de un nuevo amanecer. Se escapa tu alma, se detiene tu palpitar. Tus signos disminuyen y te me vas yendo cada segundo más. By: Ana Carranza.

Madrugada fría.

Madrugada fría, dolor persistente, horas eternas. Las cosas no van nada bien ahora. El dolor se hace cada vez más intenso, las lágrimas brotan de desconocidos, aunque ella aún respira. Madrugada triste, dolor intenso, horas insuficientes. La vida se le escapó. El dolor se presenta en cada centímetro del alma, las lágrimas recorren los rostros.... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑