Blog

Que todo fluya.

Hoy ha sido un día extremadamente cansado, pero demasiado emotivo. Después de más de un año de no entrar en un quirófano, estuve de nuevo en ese ambiente estéril y mágico que tanto me encanta. Lo único que quiero es recordar mis habilidades dentro de éste y que todo fluya como tiene que fluir.

Anuncios

La primera vez que lo vi.

La primera vez que lo vi después de cinco años mi alma temblaba y ni hablemos de mi presión y menos de mi latido cardíaco. Todo estaba ocurriendo. Estaba yendo hacia a una casa llena de personas extrañas, a punto de irrumpir, sólo por el hecho de estar con él. Lo vi de lejos con... Leer más →

Me diste tantos besos por segundo.

Me diste tantos besos por segundo que dejaste mis labios rojos de amor, hinchados de pasión y con ganas de jamás separarse de los tuyos. Me diste tantos besos por segundo que dejaste mi corazón enamorado, impregnado de emociones y con la certeza que jamás volverá a ser el mismo gracias a tu amor. By:... Leer más →

Tú siempre estás en mi mente.

Invaden mi mente los contados momentos que hasta hoy he pasado contigo, en cualquier momento y sin aviso alguno. Me haces sonreír y siento cosquillas en el corazón. A pesar de que volvemos a separarnos cruelmente, tú siempre estás en mi mente. By: Ana Carranza.

Nueva sección: “Diario”

He agregado una a nueva sección en mi blog titulada "Diario". Está destinada específicamente como un diario personal, ya que confío en poquitas personas y a veces es difícil salir y hablar como se debe, y se me hizo algo genial poder expresar todo lo que en este momento me está sucediendo. Espero no aburrirlos... Leer más →

Dejaste.

Dejaste mi cuerpo tatuado con tus besos, dejaste mi boca roja de pasión; dejaste mi corazón enamorado, dejaste una promesa de amor. By: Ana Carranza.

Siempre veces por minuto.

Dormías y yo estaba allí, junto a ti. Dormías y debo confesar que fue el mejor momento que hasta hoy viví. Dormías y seguías aquí, junto a mí. Con el corazón palpitando setenta veces por minuto, y yo con mis ganas de amarte siempre veces por minuto. By: Ana Carranza.

Nunca imaginé.

Una vez tuve miedo de tus besos, una vez me atemoricé, una vez me fui de ti, una vez me alejé; pero nunca imaginé, que tus besos sabían tan bien, que tus labios eran el complemento de los míos y créeme mi amor, más nunca me los pienso perder. By: Ana Carranza.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑