Dr. Hawkins

En tus últimas horas de vida te hice una promesa: cuidar la salud de tu hermano y consolar a tu madre. Sin pensarlo acepté, lo prometí. Ese mismo día más tarde una hemorragia cerebral te atacó, no pude hacer nada. Me sentía inútil, tanto tiempo diciéndote que lucharás, que todo estaría bien y no fue así.

Sólo tuviste unos segundos para escuchar a tu madre llorar y despedirse de ti, te dijo que habías sido bueno, que podías ir en paz. Tu hermano no pudo decir nada, las palabras no quisieron salir de su boca, quizás no encontró como agradecer todos esos días de juegos y de travesuras de los que tanto me hablaban, pero sé que con su silencio entendiste todo.

Pediste sellar nuestra promesa chocando nuestros puños antes de que todo ocurriera, lo recordaré siempre. Una promesa es una promesa pequeño.

Screenshot_2018-10-31-20-08-56-1

By: Ana Carranza.

2 comentarios sobre “Dr. Hawkins

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: