Todavía es ayer.

Despierto exaltada al darme cuenta que no estabas en mis sueños, me ahoga la rabia al perder un segundo sin el contacto con tu piel. Veo la hora... todavía es ayer. By: Ana Carranza.

Con plenitud e intensidad.

Me he quitado un peso de encima, ahora sonrío un poco más... ven conmigo, toma mi mano y andemos juntos; vivamos con plenitud e intensidad y sobre todo sin mirar atrás. By: Ana Carranza.

Sabrás que me fui.

Cuando a tu rostro lo golpee el frío viento de invierno;Cuando por las mañanas sientas el aroma del café recién preparado...Cuando las olas del mar caigan despacio sobre la arena,Cuando oigas esa melodía y no la puedas evitar... lo sabrás. By: Ana Carranza.

Como Kim Suri a Jona…

Duele el corazón cuando no estás, cuando el día transcurre con prisa y no sé de ti... es que tú eres mi destino, mi sonrisa, mis ganas... y como kim Suri a Jona, yo siempre te seguiré. By: Ana Carranza.

Nada por sentir.

Tenía tanta tristeza que pensaba que ya no había más nada por sentir, menos por vivir, que ya sabia todo, que ya no valía la pena seguir... By: Ana Carranza.

Ya no queda nada.

Ya no queda nada. Ni un pedazo de recuerdo de aquella canción, ni un sonido vibrante... ningún silencio entre tú y yo. Ya no queda nada. Ningún suspiro ensordecedor, ni aquella lágrima que nunca existió.By: Ana Carranza.

Somos momentos.

Siempre he creído que somos momentos... momentos en los que nos reímos, cantamos; en los que somos felices y nos enamoramos. Siempre he creído que somos lugares... lugares en los que fuimos, lloramos; en los que dejamos una parte de nuestra alma y nos olvidaron. By: Ana Carranza.

120 Km/h

Acelero en una recta hasta 120,pero de repente algo pasa yte instalas en mi mente;ese momento preciso en el quebesas mi alma también besasmi cuerpo y mi mente,y me pierdo en ese instanteborrando todo mi acto presente. By: Ana Carranza.

El día que aprendes a amar.

Llevamos un tic tac muy dentro, quizás más de lo que podamos saber o imaginar, pero ese pequeño sonido tan difícil de identificar se escucha claramente el día que aprendes a amar... By: Ana Carranza.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑