Mariposa.

Tenía tantas heridas de su pasado, no sabía qué hacer con todo lo que le había hecho tanto daño. Nunca pudo borrar las cicatrices de todas esas batallas, hasta que se dio cuenta que el hacerlo no era la solución... y en un acto de claridad, decidió cubrirlas con algo mejor. By: Ana Carranza.

No es allí.

El dolor que sentí ese día fue tan diferente a otros. Sentí que algo en mí se esfumó, que todo sería diferente desde ese momento, sentí que mi lugar no fue ni será nunca allí. By: Ana Carranza.

La despedida.

Que dicha morir en tu hogar, a tan alta edad, con las personas que te aman y que siempre lo harán.Que dicha vivir de verdad, medir los excesos y al final llenarse de tanta paz. By: Ana Carranza.

Más tiempo…

El temor que siento por perderte es indescriptible. Deseo mi amor que tus días sean productivos y siempre vuelvas a casa bien. No es suficiente nuestros momentos para poder hacerte saber todo. Nos hace falta tiempo para cumplir nuestros sueños. 💟 Para ti mi amor.

Aquella noche.

Aquella noche me abracé a ti y tú me protegiste del frío. Me cuidaste y me amaste como otra de nuestras noches; cada una como esa, más especial que la anterior... y así, continúa creciendo nuestro amor. By: Ana Carranza.

Nada en mi casete.

Ya no tengo nada en mi casete, de aquellos viejos recuerdos que tuvimos alguna vez. No puedo ver ni uno solo, no logro ver la claridad con la que me protegías de pequeña; cuando me arrullabas en tus brazos y se iban los monstruos, se iban los miedos. By: Ana Carranza. 

Duele tanto.

Duele tanto no poder hacer nada por quien tanto se ama, duele fingir sonrisas mientras el alma llora angustiada... desconsolada. By: Ana Carranza.

Ayer te necesité…

Ayer te necesité y estuviste conmigo todo el tiempo, aún estando lejos. Secaste mis lágrimas con tu voz y cubriste mi espíritu con tu comprensión y amor... tú, cariño, eres y serás siempre mi mejor decisión. By: Ana Carranza.

Estaré aquí, para ti.

Dicen que mil demonios atormentaron sus 30. Que no la dejaban ser libre, que él les ordenó quedarse con ella siempre; pero ella no se rindió y luchó por su libertad, por su vida... y un día ella, venció. Psdt: Llegará ese día y estaré aquí, para ti. Te amo.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑