Ya no quiero ser de ti lo que nunca fuimos.

Ya no quiero ser de ti lo que nunca fuimos, lo que nunca sucedió, lo que jamás la noche imaginó. Ya me aburrí, ya pasó, ya de eso el tiempo se encargó. By: Ana Carranza.

Autoconsuelo.

Todas esas veces que lloréy me consolaste,que grité y me escuchaste,que soñé y me cuidaste,y cuando al fin sonreí otra vez...me dejaste. By: Ana Carranza.

Está bien no estar bien.

Te pedí que hulleras cuando caí en mí y supe que mi amor te destruiría, que amarnos nos traería tragedia, pero no te importó... Esa noche me abrazaste demasiado fuerte y dijiste que sólo era un sueño, que tú eras mi realidad, y que está vez serías valiente y me protegerías de todo... incluso de... Leer más →

En mis crisis.

En las miles de escenas y escenarios, en los que he enfrentado mis crisis a diario, tú siempre me das refugio y sostienes mi mano. By: Ana Carranza.

La despedida.

Que dicha morir en tu hogar, a tan alta edad, con las personas que te aman y que siempre lo harán.Que dicha vivir de verdad, medir los excesos y al final llenarse de tanta paz. By: Ana Carranza.

Todavía es ayer.

Despierto exaltada al darme cuenta que no estabas en mis sueños, me ahoga la rabia al perder un segundo sin el contacto con tu piel. Veo la hora... todavía es ayer. By: Ana Carranza.

Un poquito más.

Vamos caminando despacio, vamos dejando el pasado atrás; recordando sólo lo necesario, para adorarnos un poquito más. By: Ana Carranza.

Nuestra sentencia.

Escucho el rugir de la tormenta y el llanto del cielo; no llueve de alegría sino de tristeza... la vida se extingue, el aire ya pesa; los animales desaparecen y los humanos tranquilos, sin saber que ya firmamos nuestra sentencia. By: Ana Carranza.

Noches Estrelladas

Más allá del cielo estrellas hay, por las noches muchas podemos observar. Todas las noches son distintas, a veces ellas están extintas. Cuando las estrellas no están la luna entristece, pues su cielo sin ellas oscurece. Al atardecer la luna reza deshecha, que sus compañeras esta noche aparezcan. Las noches sin ellas no son las... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑