La noche interminable.

Noche de desastre, nada está donde debería. Noche de duelo, de dolor ajeno y pensamientos suicidas que siempre ocurren cada cierto tiempo. By: Ana Carranza.

Sueños rotos.

Siempre tratando de cazar los sueños rotos, pero la vida se empeña en demostrarme que rompo todo lo que toco. By: Ana Carranza.

Solo tu voz.

Hace tiempo no venías a mis sueños, y esta vez fue tan sutil tu manera de entrar en ellos,Hace tiempo no escuchaba de ti eso, y fue tan perfecta tu voz que tus palabras ni siquiera las recuerdo. By: Ana Carranza.

Ella.

Ella tiene los ojos grandes, tristes y perdidos, ojalá pudiera con mi amor sanar todos sus males, ojalá pudiera hacer de alguna forma que fuera feliz. By: Ana Carranza.

Rojo intenso.

Eres el rojo de mi sangre cuando se congela con uno de tus besos, el rojo de mis labios cuando arden por saborearte completo.Eres el rojo de las rosas cuando estás aquí y eres el rojo intenso de mis mejillas cuando aún estás en mí. By: Ana Carranza.

Solo a ti.

Yo no canto...Nunca. Solo lo haría si mi vida dependiera de ello. Y entonces un día, te canté a ti. By: Ana Carranza.

Respiré.

Fue tan distinto está vez... solo leí y callé, sentí menos que la última vez. Alguien interrumpió y aterricé. Alguien escribió y respiré.

Demasiado probable.

Es fácil que lo intentes, es creíble que lo estés, es posible que lo hagas; pero, es demasiado probable que nunca olvides eso que solo tú y yo sabemos.

Hasta que un día gane la batalla.

Está vez no quiero regresar allá. Quiero luchar contra esto tan ilógico que me hace volver una y otra vez a un ciclo interminable... quiero dejar atrás eso que no es bueno para mí. Alejarme de todas las formas, intentarlo cada mañana hasta que un día gane la batalla. By: Ana Carranza.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑