No existen los errores.

Siempre he sabido que somos dueños de nuestro destino, de cada una de nuestras miradas, sonrisas y actos que cometemos a diario, a propósito. Mi acto más grande ahora es avanzar y dejar que el mundo siga su curso sin ningún tipo de reproche, sin ningún arrepentimiento y sin ninguna duda de que todas mis decisiones no han sido buenas pero sí, reales, han sido lo que deseaba en ese momento. Viví.

By: Ana Carranza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: