Lágrimas de sal.

Otra noche sin poder dormir. Las horas pasan lentamente mientras tu recuerdo ataca mis pensamientos.

Mis ojos se envidriecen mientras las lágrimas saladas comienzan a descender por mi rostro.

Tu recuerdo vuelve a golpear mi cabeza y se instala en mi corazón.

La noche seguirá su curso. Mientras yo seguiré llorando hasta que mis ojos se sequen, hasta que mi cuerpo se deshidrate y no sea capaz de seguir emergiendo lágrimas de sal.

By: Ana Carranza.

Anuncios

14 comentarios sobre “Lágrimas de sal.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: